Lugares de interés

Parroquia de San Esteban

Templo que data del siglo XVI, aunque ha sido rehabilitado recientemente. Presenta dos portadas renacentistas, al igual que el artesonado de su sacristía, más un cofre repujado del siglo XVII en el que se reproduce el martirio de San Esteban. Se trata de un templo de amplia nave con dos capillas laterales: la de la derecha tiene la imagen del Santísimo Cristo de San Esteban y la capilla de la izquierda la del Carmen.

Iglesia de San Estéban

Iglesia de San Estéban

Decorando el presbiterio se encuentran impresionantes lienzos de Luis López, pintados entre 1822 y 1830. A los pies del templo, en el alto coro, está el órgano del siglo XVIII, procedente del antiguo convento que existió en esta localidad. Este órgano data de 1765, siendo su constructor Francisco López. Fue trasladado en 1821 por Tadeo Ortega, siendo esta la última labor del organero. Este pequeño órgano barroco posee tallas doradas. Su fuelle, situado detrás del órgano, es el único con cuatro bombas. Además cuenta con un teclado de 45 notas

Iglesia de Santa María de la Colaña

El nombre original de esta iglesia tiene una curiosa historia. Según cuenta la tradición, en el baluarte de Colaña fue encontrada la estatua de una virgen. Avisado el cura de su aparición, esta figura fue trasladada y depositada en la Iglesia. Milagrosamente la estatua desapareció, siendo encontrada de nuevo en el baluarte. Fue entonces cuando el pueblo decidió llevarla en procesión hasta la Iglesia, ubicándola en el nicho de la portalada. Actualmente la virgen no puede ser observada al haber sido sustraída durante los años 60.

El origen de este templo puede datar de la época romana, a la vista de la tosca sillería de la torre, que anteriormente fue muro de tierra y que, al parecer, sirvió de baluarte defensivo para el poblado romano existente al noroeste del actual Castromocho.

Destaca la iglesia por su bella torre de cinco cuerpos escalonados, con un capitel de tejas vidriadas restaurado hace poco.

Artesonado del pórtico

Artesonado del pórtico

Su bello pórtico plateresco cobija un interesantísimo artesonado mudéjar con decoraciones geométricas estrelladas así como un suelo también con decoración mudéjar. El interior del templo cobija altares barrocos de gran calidad, con impresionantes imágenes, entre las que destaca una barroca de Luis Roldán. También alberga una interesante escultura de Nuestra Señora de los Ángeles, más conocida como la “Reina de los Ángeles”, patrona de Castromocho, obra atribuida a la escultora barroca Lucía Ignacia Roldán, más conocida como “La Roldana”.

Arquitectura Civil

Arquitectura urbana

La localidad de Castromocho estuvo cercada históricamente por una muralla de tapial de la que apenas quedan hoy restos. Dentro de ella se ubicaban los diversos edificios, cuya arquitectura tradicional puede ser observada hoy en día. El material utilizado en la construcción de casas era tapial y adobe de tierra, junto con la madera de pino. En la actualidad estos materiales han sido sustituidos paulatinamente por ladrillo.

Panorámica de Castromocho

Panorámica de Castromocho

Las viviendas constaban de dos plantas, piso bajo y principal, lucidas en su interior con yeso. En las plazas las casas tenían miradores y grandes ventanales. Las vigas del primer piso sobresalían de la fachada y sobre ellas se construían corredores, dando lugar a soportales que protegían a los comerciantes y permitían en épocas de lluvia andar por todo el pueblo sin llenarse de barro.

Puentes

Sobre el río Valdeginate se disponen cinco puentes que se utilizaban para comunicar el campo con el pueblo.

  • Puente Viejo. Es el puente más antiguo de todos, datado de la época romana, cuando Castromocho se encontraba amurallado, siendo el punto de entrada del pueblo a través de la Puerta de Coloño. En el año 1964 tuvo que ser dinamitado por causa de las grandes riadas.
  • Puente del Mercado. Unía el antiguo barrio del Arrabal con el pueblo. Es uno de los puentes más importantes de Castromocho, constando de cinco ojos. Era un punto de comunicación para el comercio entre todos los pueblos de la zona. Fue restaurado en 1641, su sólida construcción en piedra sillar hace que no se aprecie el paso de los años y permanezca prácticamente intacto.
  • Puente del Prado. Este puente también es de gran antigüedad y servía de paso para el ganado al Prado. Comenzó a desaparecer cuando se empezaron a extraer las piedras para construir el futuro Monasterio de los franciscanos.
  • Puente de la Vía. Se construyó para trazar la línea férrea que comunicaba Castromocho con los municipios colindantes. A día de hoy es testimonio de la línea de ferrocarril que discurrió por Castromocho.
  • Puente Nuevo. Este puente se construyó al desviar la N – 610 que une Palencia con León.
  • Puente del Membrinar. Esta obra ha sido catalogada como bien de interés cultural (BIC). Situado en los límites de Castromocho y Villarramiel, fue construido para posibilitar el cruce del Canal de Castilla.
Puente del Mercado

Puente del Mercado

Fuentes

Castromocho llegó a contar con un importante número de fuentes. Podemos destacar las siguientes, las cuales presentan un estado de conservación muy diverso.

  • Fuente de Antanillas. Debido a la lejanía del pueblo sólo era utilizada por los segadores. Se encuentra situada en el camino que une las localidades de Baquerín de Campos y Fuentes de Nava.
  • Fuente de Carrecapillas. Situada cerca de la carretera que une esta localidad con Capillas se caracteriza por el estiaje que sufre en el periodo estival.
  • Fuente del Caño. Situada en el camino de Revenga tiene un marcado carácter tradicional para las gentes del pueblo. Tras la ceremonia de boda, los recién casados se acercaban a beber sus aguas, pues se le asigna a sus aguas la capacidad de dar muchos hijos al matrimonio.
  • Fuente de la Salud. Situada en el camino de Abarca, a la altura del Paraje del Cornaguillo.
  • Fuente de los Maderos. Cegada en la actualidad debido al derrumbamiento de su bóveda en los años 70.

Pozos

Todas estas tomas de agua servían como fuente de abastecimiento del núcleo urbano.

  • Pozo de la Fortaleza. Se utilizaba para abastecer de agua a los soldados que se encontraban en la zona.
  • Pozo del Reoyo. Su estado de conservación es un tanto precario, se utilizaba de abrevadero y para hacer la colada.
  • Pozo del Arrabal. Es de los pozos que se encuentra en mejor estado de conservación
  • Pozo de la calle de Abajo. Utilizado tradicionalmente para hacer la colada. perdió su funcionalidad a finales de los años 70.
  • Pozo Carre. Pozo prácticamente desaparecido, situado en el camino a Baquerín.

Harinera de los Ángeles y Harinera de Castrillo

Edificios construidos a principios del S. XX, dando testimonio del gran auge industrial que existió en esta localidad.
Se trata de un conjunto de naves almacén con un edificio principal, muy llamativos, que aún conserva la maquinaria y vivienda. Todo ello construido con el típico ladrillo macizo castellano.

Escuelas

Fueron dos las escuelas que llegaron a existir en Castromocho. La despoblación y el éxodo rural provocaron su cierre. A día de hoy sólo se mantiene en pie una de ellas, dándole un uso de cobertizo.

Palomares

Castromocho es uno de los pueblos con más palomares de la zona, contando con un total de 19. El material de construcción es variado yendo del barro al ladrillo. Sus formas también son variadas, encontrando palomares de planta cuadrada y circular.

Torre del reloj

Obra de arquitectura civil que sostiene el antiguo reloj de la Villa, anteriormente situado en la iglesia de San Esteban.